El Vaticano aceptó ser parte de la mediación en Venezuela

El Nacional

“Como es bien sabido, ya en el pasado la Santa Sede ha manifestado su disponibilidad si existieran las premisas para una contribución suya al diálogo”, agregó Lombardi, quien destacó la voluntad vaticana “para acompañar y facilitar el diálogo entre las partes frente a la situación del país”.

Según confirmó Télam de fuentes vaticanas, la secretaría de Estado de la Santa Sede, por pedido del papa Francisco, había decidido no intervenir en el conflicto venezolano hasta que los dos actores involucrados, Gobierno y oposición, solicitaran su mediación.

“Es lo que se hizo en el caso de Cuba y Estados Unidos, por ejemplo, cuando hubo acuerdo entre las dos partes. Y es una condición básica para poder comenzar la mediación con legitimidad”, explicó una fuente que recordó la larga lista de 100 pedidos que hay para que la Santa Sede medie en distintos tipos de conflictos en todo el mundo, teniendo en cuenta la figura del Pontífice.

Luego de que durante abril y mayo no respondiera a la convocatoria pública por el diálogo que le había manifestado el papa Francisco, Nicolás Maduro finalmente pidió en los últimos días la mediación de la Santa Sede para acercar las posiciones en su país, aunque la Santa Sede espera aún los detalles de esa demanda.

Si bien por ahora hay hermetismo sobre cómo se desarrollará esa mediación, se espera que tenga un rol relevante en ella el propio Secretario de Estado, Pietro Parolin, quien fue Nuncio Apostólico (embajador vaticano) en Venezuela entre 2009 y 2013.

La confirmación de la participación vaticana llegó menos de 24 horas después de que el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, quien en mayo pasado se reunió en el Vaticano con Francisco con la crisis en Venezuela como eje central, anunciara la esperada mediación de la Santa Sede.

“Hemos encontrado aceptación de las partes para que esta tarea se vea acompañada por el Vaticano”, aseveró ayer Samper desde el Palacio de Miraflores en Caracas, durante una reunión con Maduro y los acompañantes internacionales del diálogo, los ex mandatarios Leonel Fernández (República Dominicana), Martín Torrijos (Panamá), y José Luis Rodríguez Zapatero (España).

 También en mayo, una encuesta de la consultora Hinterlaces que llegó al Vaticano mostraba que el 88% de los venezolanos apoyaría una mediación papal luego de que el Pontífice enviara una carta a Maduro pidiéndole “diálogo”.

La aceptación de parte de la Santa Sede para mediar en el conflicto, se da luego de que hace dos meses el canciller vaticano, monseñor Paul Richard Gallagher, tuviera que cancelar un viaje previsto a Venezuela tras no contar con el aval de Maduro para tratar de buscar una solución.

Antes,la Pontificia Comisión para América Latina (CELAM) había emitido un comunicado en el que llamaba la atención sobre una “profunda crisis política, económica y social que vive la hermana nación de Venezuela”.

En la última pascua, en tanto, el propio Francisco había pedido que la bendición “se proyecte cada vez más sobre el pueblo venezolano, en las difíciles condiciones en las que vive, así como sobre los que tienen en sus manos el destino del país, para que se trabaje en pos del bien común, buscando formas de diálogo y colaboración entre todos”.

Religión Digital  Condiciones de la oposición

 Dicha presencia del Vaticano es una de las condiciones que había puesto la oposición venezolana para poder sentarse a la mesa con el Gobierno, aunque también han exigido el cambio a Venezuela de la sede de las reuniones, el final de las detenciones “ilegítimas”, la exigencia del revocatorio y el reconocimiento del Parlamento. Sobre estas últimas exigencias se desconoce si se ha producido algún entendimiento.

Asimismo, Samper y los tres expresidentes también se reunieron hoy con una delegación de la oposición venezolana en la que participaron, entre otros, los opositores Julio Borges, jefe de la bancada opositora del Parlamento y Luis Florido, presidente de la Comisión de Exteriores de a Cámara.

Por otro lado, el presidente del Parlamento venezolano, el opositor Henry Ramos Allup, aseguró que el ex jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero medió para que el Supremo no emitiera una sentencia que frenara el referendo revocatorio en el país caribeño

Loading...

Dejar respuesta