Protestas y saqueos en Caracas dejan 11 muertos en una noche 

Once personas murieron la madrugada del viernes en zonas populares de Caracas, ocho de ellas electrocutadas, durante una nueva jornada de protestas antigubernamentales que derivó en saqueos, dijeron políticos de oposición y un bombero.

 

En Petare, una de las barriadas más grandes de Latinoamérica y habitada mayormente por personas de pocos recursos, murió una persona tras ser baleada por desconocidos, dijo el alcalde del municipio capitalino Sucre, el opositor Carlos Ocariz.

 

“Con mucho dolor informo la muerte por impacto de bala de Melvin Guaitan, humilde trabajador vecino del Barrio Sucre de Petare”, escribió Ocariz en su cuenta de Twitter.

 

“Melvin fue asesinado durante la protesta esta noche (madrugada del viernes) ¡Exigimos se investigue y castigue a los culpables!”, agregó la autoridad, que gobierna Petare.

 

Con esta muerte, aumentan a nueve las víctimas de disparos en medio de enfrentamientos entre partidarios y opositores al presidente Nicolás Maduro y la intensa represión de las fuerzas de seguridad a las manifestaciones registradas en el último mes.

 

El ambiente político se caldeó a fines de marzo luego de que el Poder Judicial se arrogó prerrogativas del Parlamento dominado por la oposición, generando protestas locales y llamados internacionales a respetar la democracia.

 

Las protestas se han ido tornando violentas y el viernes en la madrugada derivaron en saqueos. En El Valle, otra zona popular de Caracas, murieron ocho personas electrocutadas cuando intentaban sustraer equipos de una panadería informó un bombero local.

 

Además, hay seis heridos de bala, agregó el uniformado. Más tarde, dos políticos opositores, entre ellos Henrique Capriles, confirmaron la versión de lo ocurrido en la panadería, sin dar más detalles.

 

Martín Ochoa, un vecino que ayudaba en la limpieza de una pequeña tienda de víveres que fue completamente desvalijada, relató a Reuters que “empezaron a quemar cauchos y después, como no tenían nada mejor que hacer, se vinieron acá a saquear”.

 

“Se llevaron todo: la caja registradora sin dinero, los cables, hasta los grifos del agua. La poca comida que había se la llevaron. Lo primero que se llevaron fue el licor. Había como 600 personas, hasta una mujer embaraza”, agregó.

 

Restos de cauchos  quemados, árboles cortados y basura amontonada yacían a los lados de las vías en El Valle y otras zonas de clase media y baja de Caracas. También se podían ver cartuchos de balas de gomas y restos de bombas lacrimógenas usados por las fuerzas de seguridad para reprimir los disturbios.

 

Este viernes, Caracas permanece fuertemente resguardada por uniformados.

 

Entre gritos de “libertad” y “no más dictadura”, la oposición ha prometido seguir protestando para exigir elecciones anticipadas, la liberación de un centenar de presos políticos, independencia de los poderes públicos y la apertura de un canal humanitario que mitigue la escasez de alimentos y medicinas.

 

A pesar de las exigencias y de los reclamos de varios Gobiernos de América y Europa, Maduro ha replicado que la democracia venezolana goza de buena salud y ha pedido que cese el intento de “golpe de Estado”.

 

Un  aliado de Maduro, Freddy Bernal, fustigó: “Esta oposición maltrecha y derrotada pretende generar caos en sectores muy focales de la ciudad y vender al mundo como si Venezuela estuviera en una especie de guerra civil, es el mismo manual de Siria, Libia, Irak”.

 

Durante la noche del jueves hubo saqueos y “disparos” en zonas del oeste de la ciudad como El Valle y La Vega, confirmó en relación a los hechos registrados en esos antiguos bastiones del “chavismo”, el movimiento fundado por el fallecido presidente Hugo Chávez.

Dejar respuesta