Presidente de Colombia y El jefe de ELN ordenan suspender acciones ofensivas para cese al fuego

El presidente de Colombia y el máximo comandante de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ordenaron el viernes a las Fuerzas Armadas y a los combatientes rebeldes suspender las acciones ofensivas a partir del domingo para cumplir un cese al fuego bilateral temporal.

Reuters

El cese al fuego bilateral es el primer logro concreto en la negociación de paz que iniciaron en febrero en Ecuador el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la mayor guerrilla activa del país para acabar un conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

“Acabo de ordenarle al ministro de Defensa y a las Fuerzas Armadas un cese al fuego con el ELN a partir de las cero horas del domingo 1 de octubre”, dijo Santos en la sede de la presidencia.

Dos horas antes, el máximo comandante del ELN, Nicolás Rodríguez, alias “Gabino”, ordenó a los combatientes del grupo rebelde suspender los ataques.

“Les ordeno a todas las tropas, a lo largo y ancho del territorio nacional, cesar todo tipo de actividades ofensivas para cumplir cabalmente con el cese bilateral del fuego que se ha pactado entre el Gobierno Nacional de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional y que deberá entrar en vigencia el primero de octubre a las cero horas”, dijo Rodríguez.

Es la primera vez en la larga y violenta confrontación que el ELN, integrado por unos 2.000 combatientes y considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, acuerda un cese bilateral con un gobierno en Colombia.

El grupo rebelde se comprometió a suspender los secuestros, los ataques a la infraestructura económica del país, a no reclutar menores ni a usar minas terrestres antipersonales durante el de cese al fuego y de hostilidades, pactado hasta el 9 de enero. El ELN surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana con el apoyo de sacerdotes católicos radicales.

Funcionarios del Gobierno y altos mandos de las fuerzas militares han cuestionado la unidad de mando del ELN, que en la última semana cometió varios ataques con explosivos contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, causando derrames de petróleo en ríos y contaminación ambiental.

Pero Rodríguez dijo estar seguro de que todos los integrantes del ELN acatarán la orden. “No tengo ninguna duda de su lealtad para cumplir este compromiso hasta las últimas consecuencias”, afirmó el líder rebelde, que apareció en el video sentado en una mesa con un mantel camuflado, con un fusil de asalto y un computador.

El ELN mantuvo en el pasado negociaciones con otros gobiernos, pero fracasaron por las posiciones radicales del grupo para avanzar al abandono de las armas.

“Ojalá este cese al fuego y de hostilidades (…) pueda ser renovado y sea el primer paso para lograr la paz con este grupo guerrillero”, concluyó Santos, quien ganó el Premio Nobel de Paz en el 2016 después de firmar un acuerdo con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Dejar respuesta