Muere el atacante de Múnich. Se quitó la vida. 

La Policía ha informado de que el tirador de Múnich estaba “probablemente solo” y de que se ha suicidado, lo que eleva el número de muertos a 10. El ataque también ha dejado diez heridos, no ha trascendido de qué consideración, según los cuerpos de seguridad alemanes.

Las primeras informaciones apuntaron a tres atacantes que al parecer portaban “armas largas” y que se habían dado a la fuga, por lo que la Policía realizó un gran despliegue por toda la ciudad para tratar de encontrarlos. A última hora de la noche un portavoz policial afirmó que no estaba claro si los culpables seguían en Múnich o en zonas periféricas.

Tras varias horas de búsqueda de los fugitivos, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, dijo que el motivo del “horrible” ataque no está claro y que las evidencias “son contradictorias”. Fuentes policiales hablaban de “alta alerta terrorista en Múnich”, aunque no había “indicios de que se trate de terrorismo islamista”.

Dejar respuesta