Banca española ha registrado pérdidas de USD 14.500 millones desde el referéndum independentista

DUS103 DUESSELDORF (ALEMANIA), 08/06/2012.- Fotografía que muestra una moneda de euro de España en Duesseldorf, Alemania hoy 8 de junio de 2012. El gobernador del Banco Nacional de Austria (OeNB) y consejero del Banco Central Europeo (BCE), Ewald Nowotny, animó hoy a España a buscar pronto la ayuda de la zona del euro para recapitalizar su sector bancario EFE/MARTIN GERTEN

La consulta ilegal organizada por las autoridades regionales iniciaron un período de incertidumbre en la bolsa de Madrid. Unas 2.400 firmas salieron de Cataluña ante los temores por el intento de secesión.

El golpe económico sufrido por la banca española a raíz de la crisis política en Cataluña ya ascendió a los USD 14.500 millones, según datos consignados por las autoridades fiscales que superan las estimaciones previas, en base a la cotización de las principales firmas bancarias en la Bolsa de Madrid.

Las seis entidades que figuran en el Ibex 35 (Banco Sabadell, CaixaBank, Santander, BBVA, Bankinter y Bankia) sumaban una capitalización de casi 200 mil millones de euros el 29 de septiembre, el viernes previo a la consulta independentista organizada por el gobierno catalán. El viernes pasado, según publicó El Mundo, el valor de las firmas cayó a 186.894 millones de euros.

La mayor caída fue del Banco Santander, que con un retroceso de 5,7% en su valor bursátil registró pérdidas por 5.517 millones de euros (USD 6.424 millones).

Desde la celebración del referéndum, más de 2.000 empresas trasladaron su sede social fuera de esta región, entre ellas bancos como CaixaBank y Sabadell o del sector energético como Gas Natural. Este domingo, en su primera visita a Cataluña desde la intervención de la región, Mariano Rajoy envió a las empresas un mensaje de calma para intentar apaciguar el éxodo.

La “incertidumbre generada en Cataluña”, en palabras del ministro de Economía Luis de Guindos, provocaría un impacto en el crecimiento español en 2018 de entre cuatro o cinco décimas, es decir “unos 5.000 millones de euros” menos de PIB, indicó la semana pasada.

Por su parte, el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, consideró que este 2017 tendrá un impacto mínimo, “una pequeña desaceleración“, a nivel nacional y también en Cataluña, que este tercer trimestre quedará un “poco rezagada” en términos de crecimiento económico.

Para 2018, estimó una reducción de 0,3 puntos porcentuales en la previsión de crecimiento español, al pasar del 2,8% al 2,5 por ciento. “Ha habido un shock, y esto es obvio“, explicó el consejero delegado de la cuarta entidad bancaria de España.

Dejar respuesta