Miguel Cabrera sigue construyendo su leyenda

ESPN

Ignacio Serrano. ESPN Digital

Saluden al primer pelotero nacido en América Latina que llega a 1.500 carreras impulsadas en las Grandes Ligas antes de cumplir los 34 años de nacido: Miguel Cabrera.

El inicialista venezolano de los Tigres de Detroit llegó a la meta después de sufrir un prolongado slump, que afectó sus promedios en las últimas semanas. Con eso, sumó otro hito y se unió a cinco estrellas que han conseguido la marca al momento en que él lo logró.

El venezolano Cabrera pegó sencillo remolcador de dos carreras en el séptimo inning la noche del viernes, en que Tigres enfrentó a Medias Blancas de Chicago, para alcanzar 1,501 remolcadas en su carrera. El hit fue el cuarto en el partido.

El dominicano Alex Rodríguez, nativo de Estados Unidos, es uno de los integrantes de la lista. Llegó a la meta en 2009. Permanece activo y es el único en ese lote que no tiene un lugar en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Miguel Cabrera se uniò a Hank Aaron, Lou Gehrig, Jimmy Foxx, Mel Ott y Alex Rodríguez como los únicos peloteros en la historia de MLB en llegar a 1,500 carreras remolcadas antes de cumplir 34 años de edad. AP Photo/Nam Y. Huh
Miguel Cabrera se uniò a Hank Aaron, Lou Gehrig, Jimmy Foxx, Mel Ott y Alex Rodríguez como los únicos peloteros en la historia de MLB en llegar a 1,500 carreras remolcadas antes de cumplir 34 años de edad. AP Photo/Nam Y. Huh

Los otros nombres causan entusiasmo: Hank Aaron, Lou Gehrig, Jimmy Foxx y Mel Ott.

Entre esas leyendas se mueve desde hace rato el slugger de Maracay.

Sólo 56 toleteros han podido rebasar el millar y medio de remolques en la gran carpa. Mucho más difícil es hacerlo a tan poca edad.

Cabrera ha ido acumulando números redondos esta temporada. Pasó de largo por los 2.400 hits. Ya superó los 500 tubeyes.

Gehrig no tenía tantos incogibles como él, al llegar a las 1.500 empujadas. Ninguno había alcanzado los 500 dobletes para ese instante, sólo el maracayero.

El slugger suramericano todavía va detrás de A-Rod en el global de las cifras, pero se mantiene al mismo ritmo de Aaron, nada menos, y ha logrado algo que parecía insólito hace no mucho: superar buena parte de los registros que el granAlbert Pujols puso a la misma edad.

Cabrera, que además ha ganado cuatro títulos de bateo y una Triple Corona, todavía redondeará otras cifras este mismo año, de mantenerse saludable.

Necesita menos de 70 hits para alcanzar 2.500. Unas 20 anotadas para las 1.300. Otra veintena de boletos para los 1.000.

¿Cuántos peloteros han conseguido 2.500 hits con 1.500 impulsadas, al menos 400 jonrones, 500 dobles y 1.000 boletos sin importar la edad, teniendo además un average de .320, como el que él exhibe?

La lista es microscópica y fascinante. La integran Babe Ruth, Ted Williams, Stan Musial y Gehrig. Los mejores entre los mejores. Nadie más.

Cabrera será el quinto en ese club, gracias a su poco usual mezcla de poder, contacto y abrumadora consistencia. Por eso, con cada número redondo demuestra que ya es parte de la cofradía de los más grandes bateadores en los anales de la MLB.

Dejar respuesta