La odisea que tuvo que pasar este venezolano para poder participar en el mundial de Esquí.

Este jueves, comienza el Mundial de Esquí Nórdico, que se celebrará en la localidad de Lahti (Finlandia) y contará con la participación del esquiador de fondo venezolano Adrián Solano. Su actuación no será como la de cualquier otro competidor, ya que para llegar a la competencia tuvo que pasar una verdadera odisea.

Antes de arribar a Finlandia, Solano se dirigió a una concentración en Suecia. Su vuelo hizo una escala en París, Francia. Todo marchaba bien, hasta que lo detuvo la Policía.

“Cuando llegué a París el 19 de enero expliqué que iba camino de Suecia para entrenar. Pero la policía no creyó que yo fuera esquiador en Venezuela. Sólo llevaba 28 euros encima y me acusaron de inmigración ilegal”, explicó el esquiador venezolano, de 22 años, a la agencia AFP.

Lo detuvieron durante seis horas en el aeropuerto de París-Charles de Gaulle a pesar de tener su documentación en regla y una carta de invitación certificada por su entrenador.

Posteriormente, fue retenido durante varios días en un hotel de París mientras intentaba demostrar ante un juez que se dirigía a una competición deportiva. No logró hacerlo y fue devuelto a Venezuela. El consulado de su país en la capital francesa le compró un pasaje de regreso.

Aquí vamos de nuevo

Una publicación compartida de Adrian Alejandro Mauricio (@alejandro.alvias) el

“Me sentí discriminado. Ahora estoy en desventaja, perdí un mes de entrenamiento en la nieve”, se lamentó Adrián Solano, que pudo

César Baena, su entrenador, también denunció el mal trato a su esquiador, que debe debutar en el Mundial el día en que comienza la competición. “La policía se burló de él, le dijeron que no hay nieve en Venezuela, que el esquí ahi no existía”, respondió a la AFP.

Dejar respuesta