La Guaira venció a Caracas por la mínima

Luego del ponche que le propinó el abridor de Leones del Caracas, Deunte Heath, parecía que sería un amargo debut para José “Cafecito” Martínez.

“Pensé que sería una larga noche”, dijo el jardinero. Pero no lo fue así.

Un cuadrangular del espigado jardinero abrió las puertas para que los Tiburones de La Guaira conquistaran la victoria 4 por 0, en el Estadio Universitario.

En su segunda aparición, en el cuarto episodio, Martínez estaba preparado.

“Cuando salí al segundo turno comencé a buscar la recta, eso fue lo que me enseñó antes”, comentó.

Y su plan salió a la perfección. Conectó la bola con tal fuerza que aterrizó más allá de la cerca del jardín izquierdo. Fue la primera rayita y el primer hit del cardumen litoralense.

“Seguramente pensaron que estaba fuera de forma… En realidad, sí lo estoy”, dijo. “El equipo se vio mucho mejor y eso es lo que queríamos. El pitcheo siempre va a estar allí y nosotros (la ofensiva) trataremos de ayudar a los brazos”.

No fueron palabras vacías las de Cafecito. El iniciador Greg Ross tuvo la mejor presentación de su corta estadía en Venezuela. Lanzó 5.0 innings, enfrentó a 17 bateadores, solo toleró 3 hits y ponchó la misma cantidad de rivales.

“El pitcheo, como siempre digo, ha estado excepcional. Todo equipo que tiene buen pitcheo tiene chance de ganar, ese ha sido el caso de La Guaira”, opinó el manager Oswaldo Guillén. “Ross tiró strikes, está más agresivo. Los últimos dos juegos ha tirado la bola con más soltura, menos fino y eso lo va a ayudar. Creo que podía salir un inning más, pero tenía zurdos calentando y había que usarlos”.

Y para el pesar de Leones, el movimiento le salió muy bien al estratega salado. Después de Ross, se montaron en la lomita Sergio Escalona, Rafael Cova, Ryan Searle, José Alvarado y Wander Pérez. Entre todos solo permitieron un hit y mantuvieron servidas las 9 arepas para los capitalinos.

alt

Greg Ross se destacó desde el montículo

La estocada para los avileños llegó en el séptimo capítulo, con par de rayitas impulsadas por doblete de Carlos Colmenares. Además de una carrera creada por un pecado en tiro del campocorto Wilfredo Tovar.

Al final de todo, Cafecito se fue de 4-3 y Ross de acreditó la victoria. La derrota cayó en los hombros de Heath, a pesar de solo permitir el jonrón de Martínez en 5.0 innings.

Dejar respuesta