Integrantes de la delegación argentina se hospedarán fuera de la Villa Olímpica porque sus pisos “no están habitables”

Gerardo Werthein, presidente del COA, confirmó que el organismo debió alquilar departamentos en Río debido a que las instalaciones construidas por la organización no están en condiciones

Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), confirmó este lunes a la mañana que el organismo ha decidido alquilar departamentos fuera de la Villa Olímpica donde se alojarán los atletas que participarán de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. La determinación se tomó debido a que los edificios asignados a la delegación nacional no están en buenas condiciones.

“Río ha tenido una serie de problemas de todo tipo. En lo que respecta a la Villa, los departamentos, si bien están terminados por afuera y lucían terminados por dentro, cuando se comenzaron a probar, se evidenciaron algunos problemas en cuanto a la plomería, la electricidad y el final de obra“, explicó Werthein.

En la Villa Olímpica, a la delegación argentina le tocó un edificio de cinco pisos, con ocho departamentos para seis personas en cada uno. En esa estructura, hay dos pisos que “no van a ser habitables”, aseguró el titular del COA.

Ante esto, el organismo olímpico argentino tomó la decisión de alquilar departamentos por fuera de la Villa. A esas unidades se trasladará al personal técnico y al staff. El objetivo es que todos los atletas puedan estar en el alojamiento oficial, “en tanto y en cuanto sus apartamentos estén en condiciones”, dijo Werthein y señaló que la delegación de tiro ya llegó a Río y que “no tienen problemas”.

El presidente del COA precisó que “uno de los edificios más afectados” es el de Argentina y comparó la situación con la que vivieron los atletas australianos que, al llegar el pasado fin de semana a la Villa, se encontraron con sus departamentos sin terminar y con serios problemas de infraestructura. Por otra parte, comentó que el edificio exclusivo para las selecciones de fútbol “está bien”.

Ante el estado en que se encontraron los departamentos, Werthein recalcó que, aunque la organización se ha comprometido a “terminar la obra”, el COA no puede “correr ningún riesgo” y que “no hay otra opción” que alquilar unidades por fuera de la Villa. Es por eso que la Argentina también ha contratado vehículos y choferes adicionales, a cargo del organismo olímpico, del ENARD y de la secretaría de Deportes de la Nación, para que los técnicos y el personal del staff que se alojen en los departamentos puedan ir a trabajar sin problemas a la Villa.

“Los atletas quieren estar en la Villa en cualquier situación. Nuestra obligación es privilegiar la integridad y el cuidado de nuestros atletas“, sostuvo.

Y, finalmente, planteó que los “problemas económicos y con los contratistas” han generado este conflicto en la finalización de las obras en Río.

“Ha habido un impasse en el final de obra, que es algo complejo. Más por la cantidad de personas que van a vivir en la villa, unas 20 mil entre los días 13 y 14 de agosto. Es de prudencia y cuidado tomar habitaciones adicionales afuera“, cerró el presidente del COA.

Dejar respuesta