El cubano Arévalo fue el impulsor de la victoria de Cardenales sobre La Guaira

Caracas.- Con un cuadrangular en el duodécimo inning, el cubano Rangel Ravelo terminó con las pretensiones de Tiburones de La Guaira de darle una victoria al manager Oswaldo Guillén en su debut y le regaló el triunfo a los Cardenales de Lara, 6 por 4, en el primer juego de la temporada en el Estadio Universitario.

El antillano castigó con fuerza una recta de Alvin Herrera, relevista escualo, y depositó la pelota más allá de la mitad de las gradas de jardín derecho. Con el estacazo impulsó Jeckson Flores, quien se había embasado por boleto.

“Solo salí a hacer un buen contacto”, dijo Ravelo luego de la celebración crepuscular. “Al final pude darle al envío y salió el jonrón. Traté de hacer el contacto, ya era el inning 12 y estábamos un poquito cansados”.

Antes del encuentro, el inicialista destacó que se sentía cómodo jugando en el parque capitalino. “Aquí la pelota vuela sabroso”, llegó a decir.

Ravelo no solo aportó con su matador batazo. Fue uno de los protagonistas del sexto capítulo, al impulsar una carrera de las tres sucias que anotaron los pájaros rojos. En dicho tramo, la defensa de los escualos se hizo aguas con tres pecados, dos del jardinero dominicano Olmo Rosario.

Lo extenso del encuentro hizo que pasara desapercibido el trabajo del abridor Raúl Rivero, quien lanzó 6.0 capítulos y argumentó el premio Pitcher del Año que ganó la campaña anterior. Los únicos inconvenientes del derecho ocurrieron en el primer episodio por un doble de José Castillo que produjo par de rayitas.

El iniciador de los Tiburones, William Cuevas, también tuvo una destacada labor. No toleró ni hits ni carreras en los 5.0 innings que tuvo de faena.

El extrainning fue necesario luego de que los guaristas igualaran la pizarra a cuatro carreras en el octavo con hit productor de dos anotaciones del guardabosque Yonathan Daza.

La victoria quedó registrada para Jhondaniel Medina y el salvado se lo acreditó el brasileño Tiago Da Silva. La derrota cayó en los hombros de Alvin Herrera.

Tiburones viajará este viernes a Valencia para medirse contra los Navegantes del Magallanes. Mientras que los Cardenales se quedarán en el estadio Universitario con el fin de chocar versus los Leones del Caracas.

DESDE EL TERRENO

El manager Oswaldo Guillén tiene confianza en el joven Omar Carrizales y por eso lo colocó como primer bate y jardinero central de los salados. El bisoño se fue de 5-3 con una base robada y tuvo buenos desplazamientos en la pradera del medio

EN CIFRAS

5 errores cometieron los Tiburones de la Guaira en el juego. Dos del jardinero Olmo Rosario, otro par del infielder Alberto González y uno del receptor Miguel González… La asistencia oficial del juego fue de 3.902 personas.

Dejar respuesta