Aunque viejo, el tema “volver a casa” le sigue “aguando el guarapo” hasta a el más duro

Es navidad, es la época del año donde el encuentro familiar es la máxima.

A pesar que no hay cifras oficiales, se calcula que en los últimos 17 años, unos 2 millones de venezolanos han decidido emigrar en búsqueda de calidad de vida en otras fronteras. Hoy, es difícil conseguir algún país del mundo donde no se haga una arepa, donde no suene una gaita en diciembre, donde no se haga mención al gentilicio “venezolano” y ahora en navidad, donde no se haga hallacas. Esa realidad, lejos de verse en disminución, pareciera ir en aumento.

Hacer hallacas en familia, solía ser una cita obligada durante el mes de diciembre, pero cada año ese programa familiar se hace más cuesta arriba y ya no solamente es por ausencia de alguna mano “obrera”, que acompaña a la distancia a través de la tecnología, sino por la escasez de los ingredientes para el plato típico o; por la incapacidad de la mayoría de los hogares venezolanos para poder comprarlos a causa de la desbocada inflación.

Sin embargo, Venezuela es un país que a pesar todo, sigue siendo noble y mantiene la esperanza de ver de vuelta a quienes se han ido. Muchos, simplemente quieren “volver a casa”

En 2015, Mario Cáceres (Caceres Música), lanzó este tema que se hizo viral en un video grabado durante una reunión de familiares y amigos en el extranjero mientras hacían hallacas.

Venezuela no pierde la esperanza de enmendar y recomponerse. Para lograrlo, necesitará tanto de quienes se quedaron, como de sus ciudadanos que hoy se encuentran por el mundo.

 

Dejar respuesta